Seguro de dependencia

 

FOTO

 

 

¿Por qué un seguro de dependencia?

 

Hoy puede hacer cosas que forman parte de su rutina como alimentarse, vestirse, asearse o caminar. Pero, ¿y si mañana no pudiera seguir haciéndolas por sí mismo? ¿Qué pasaría si por una enfermedad, un accidente o la edad tuvieras que necesitar el apoyo permanente de una persona? En eso consiste la Dependencia, en la pérdida de autonomía permanente y de calidad de vida, que se produce cuando se necesita la ayuda de otras personas para llevar a cabo actividades básicas del día a día.

 

¿Qué cubre este seguro?

 

  • Dependencia Severa: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requiere el apoyo permanente de un cuidador o tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal. Recibirás el capital contratado en caso de que usted caiga en este estado por cualquier causa o una renta vitalicia mensual desde 500€ a 2.500€

  • Gran Dependencia: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal. En este caso, percibirás el doble del capital contratado.

  • La renta será adecuada a las necesidades y coste del servicio en cada momento, será creciente de forma geométrica al 2% desde la fecha de contratación.

  • Opcionalmente se puede contratar un capital para cubrir los primeros gastos en caso de una situación de dependencia.

  • La prima se actualiza anualmente en función de la edad alcanzada por el asegurado.

Otras ventajas

 

 

  • Permite deducirse de los rendimientos de trabajo y actividades económicas, el 100 % de la aportación que se realice anualmente:

  • En el caso de ser necesaria la prestación por dependencia, tanto el capital como la renta obtenida tributarán como rendimientos del trabajo.

  • Se podrá deducir su prima en el IRPF incluso después de la jubilación.

  • Si en un año fiscal no puede deducirse toda la aportación, el exceso podrá hacerse durante los 5 ejercicios siguientes.

 

Edad Limite aportación anual Límite deducción
Hasta 50 años 10.000,00 € El menor entres 10.000,00 € o el 30% de los rendimientos de trabajo o actividades económicas
A partir de 50 años 12.500,00 € El menor entres 12.500,00 € o el 30% de los rendimientos de trabajo o actividades económicas

 

 

¿Cuanto cuesta?

 

Una persona de 50 años pagaría 161,88€ por un capital de 100.000,00€ de dependencia severa y 200.000,00€ de gran dependencia.

 

 

Si deseas más información ponte en contacto con nosotros info@ramirorevuelta.es

 

 

Pinchando puedes consultar la legislación:

Ley 39/2006 de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y atención a las personas en situación de Dependencia

Real Decreto 174/2011, de 11 de febrero, por el que se aprueba el baremo de valoración de la situación de dependencia establecido por la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia

 

Comments are closed.