Vehículo clásico Todo Riesgo

Un vehículo clásico representa para su propietario algo muy especial, tanto si se adquirió en perfecto estado como si hubo que restaurarlo. También, por supuesto, si el vehículo ha formado parte de la familia a lo largo de varias generaciones. En Hiscox consideramos los vehículos clásicos como verdaderas obras de arte, ofreciendo coberturas específicas para los muy diversos riesgos a los que se exponen y todo ello con la garantía de servicio especializado y exclusivo de Hiscox tanto en suscripción como en gestión y resolución de siniestros.

Es un hermoso día y hace un sol radiante, decide salir a dar un paseo con su vehículo clásico y mientras realiza una maniobra para salir del garaje la puerta de este se cierra accidentalmente.

Durante una exposición de vehículos clásicos ha cedido su automóvil para la muestra y durante la misma se produce la caída de un proyector de luz que golpea accidentalmente su vehículo.

Estos y otros ejemplos reales hacen fundamental la protección de estos vehículos mediante un seguro adecuado, que ofrezca una respuesta eficaz ante un siniestro. Para ello, hemos creado Hiscox Vehículos Clásicos, un seguro a Todo Riesgo que combina el saber hacer de una compañía como Hiscox en sectores únicos con la mejor atención en caso de siniestro.

¿A quién va dirigido este producto?

Vehículos Clásicos es un producto especialmente diseñado para cubrir las necesidades de los propietarios de vehículos clásicos. Ya sea solo un vehículo o una colección, ambos casos representan algo muy especial tanto por la dedicación que requieren como por la pasión que despiertan y, como tal, merecen, desde el punto de vista asegurador el mismo tratamiento que recibiría una verdadera obra de arte.

Es un producto pensado para:

  • Propietarios de vehículos clásicos.

  • Museos.

  • Garajes especializados que alberguen vehículos clásicos no destinados a la venta.

Consulte para obtener más detalles sobre la cobertura e información necesaria para obtener una cotización.

Ejemplos de reclamaciones

Vehículos Clásicos ofrece una cobertura todo riesgo que garantiza los daños propios producidos incluso en circulación. Estos son algunos ejemplos reales de siniestros cubiertos:

El Ferrari y el foco

Durante una exposición de vehículos clásicos, la caída de un proyector de luz desde el techo golpea accidentalmente un Ferrari 860 Monza de 1956, causando daños por valor de 11.000 €. La póliza asumió los costes de restauración integral.

Unas correas muy apretadas

Nuestro cliente adquiere un vehículo de época en el Reino Unido. Contrata a una empresa de transporte especializado para trasladar el vehículo a España. A pesar de que la carga en el Ferry se llevó a cabo por personal especializado, las correas de sujeción del vehículo se aprietan demasiado, produciendo daños en la pintura. Se indemniza los costes de restauración por valor de 3.000 €.

La puerta se comió el Rolls

Nuestro cliente decidió salir a pasear en su Rolls – Royce Phantom I de los años 30 y disfrutar de un fantástico día de sol. Mientras realizaba una maniobra, la puerta del garaje se cerró accidentalmente, dañando el frontal del vehículo. Además de las piezas originales que hubo que localizar, el vehículo fue transportado a Inglaterra para su restauración. Se asumió todos los costes ocasionados por importe superior a 35.000 €.

El vino destruyó la tapicería

El club de clásicos al que pertenecía nuestro cliente organizó una salida para visitar varias bodegas en La Rioja. En una de ellas, el cliente adquirió varias cajas de vino. En el camino de vuelta a casa, tiene que frenar bruscamente al entrar en una curva ciega. A consecuencia del frenazo, varias botellas se rompen y parte del contenido se derrama manchando la tapicería. Se indemniza el daño total por valor de 2.300 €.

Si su Vehículo Clásico es una joya, necesita una póliza a su altura

Vehículos Clásicos es una póliza diseñada para cubrir las necesidades de los propietarios de vehículos clásicos, museos y garajes especializados. Nuestro seguro ofrece garantías todo riesgo, con la tranquilidad de saber de antemano que lo no está excluido, está cubierto. Este seguro es complementario al obligatorio de circulación, no incluido en este producto.

Requisitos mínimos: el vehículo clásico debe tener más de 25 años de antigüedad y un valor unitario o por colección como mínimo de 50.000 €.

Todo riesgo

Cobertura para daños propios producidos, incluso en circulación.

Precio adaptado

En función del ámbito de cobertura y kilometraje anual.

El compromiso

Paga la restauración del vehículo o el valor acordado recogido en Póliza cuando no sea posible restaurarlo.

Sin penalización

En caso de siniestro.

Indemnización sin ajustes

Derogamos expresamente la aplicación de la regla proporcional en los siniestros parciales (cuando la suma asegurada es inferior al valor real del objeto asegurado).

Agilidad

En el servicio desiniestros con garantía de servicio especializado y exclusivo.

Valor convenido

Como si se tratara de una obra de arte, no sujeto a depreciación por el paso del tiempo.

Si tienes dudas sobre nuestro seguro Vehículos Clásicos ponerte en contacto nosotros info@ramirorevuelta.es

Comments are closed.