Puedes tomar medidas de seguridad que impidan el robo en tu vivienda, como una puerta de seguridad, alarma, perro guardian, etc. Pero el hecho cierto es que si consiguen entrar, y entran, la única protección que te resta es el seguro. Y que esté bien hecho. Que incluya tus joyas, tus objetos de valor especial, etc. Un momento magnífico para los profesionales revisemos tu póliza. No evitaremos las molestias, ni el miedo, ni la sensación de que has perdido parte de tu intimidad en tu casa, pero por lo menos si te roban, serás indemnizado.

Noticia Diario de Burgos